La suma asegurada: ¿Qué aseguro cuándo aseguro?

//La suma asegurada: ¿Qué aseguro cuándo aseguro?

La suma asegurada: ¿Qué aseguro cuándo aseguro?

Dentro de los principios básicos del derecho del seguro se encuentra la realidad de conocer el valor real de los bienes que aseguramos.

Es importante valorar en el momento de la contratación la suma asegurada pues este valor representará el límite máximo de la indemnización a pagar por el asegurador en cada siniestro.

Si por pacto expreso las partes convienen que la suma asegurada cubra plenamente el valor del interés durante la vigencia del contrato, la póliza deberá contener necesariamente los criterios y el procedimiento para adecuar este valor y las primas que pagaremos. Este pacto debe estar en las condiciones particulares o en las condiciones limitativas, estas condiciones deben hacerse notar en el contrato con términos claros, grafía destacada y un tamaño adecuado.

El objeto asegurado puede oscilar de valor durante la vida del contrato y esta situación es la que hace que oscile la suma asegurada y las primas que pagamos durante nuestra relación con el seguro. Son las oscilaciones de valor del interés asegurado lo que hace que en caso de siniestro, o sea cuando materializamos la póliza en la suma asegurada, sepamos el límite máximo de la indemnización que pagará el asegurador en cada siniestro, salvo que expresamente las partes convinieran que la suma asegurada no cubra plenamente el valor del interés durante la vigencia del contrato. (Infra seguro / Sobre seguro).

Es muy importante conocer que:

  1. Si se hace figurar un valor del accesorio inferior al que en realidad tiene, el usuario estará pagando menos dinero por asegurarlo, pero en caso de siniestro, la compañía abonará como tope, dicho valor, y no el que en realidad cuesta. Es lo que se llama INFRASEGURO.
  1. Por el contrario, si se «infla» el valor del accesorio, es decir, que se asegura por un precio más elevado del que en realidad cuesta, resultará que se está pagando más por el seguro, y además, si se produce el siniestro , la aseguradora no pagará ese «sobre-valor», sino sólo el real. Es lo que se llama SOBRESEGURO o la Banca siempre gana.

Esta situación que está regulada en la ley del contrato del seguro es básica por encontrarse en el condicionado general y particular de la póliza.

La póliza es el contrato y documento básico sobre el que nos orientamos pues contiene todos los criterios básicos y procedimientos para adecuar la suma asegurada a las primas, así como a las oscilaciones del valor del interés, es por ello, que para la mayoría de los profesionales del seguro somos contrarios tanto al INFRASEGURO como al SOBRESEGURO y a los criterios de valoración de las aseguradoras y principalmente al falso “ enriquecimiento injusto “ que se utiliza para justificar el impago de las indemnizaciones si el valor de reparación en el caso de los vehículos es muy superior al valor que tenía en el mercado en el momento del accidente.

Esta situación se produce en la mayoría de las reclamaciones por siniestro total, salvo que el siniestro total se produzca en los primeros dos años de vida, en este supuesto muchas compañías reponen el valor real si estamos hablando de vehículos nuevos.

Si sufrimos un siniestro total en el bien asegurado el valor de reparación suele ser superior a la indemnización pactada, y nos preguntamos por qué ocurre eso en el seguro de vehículos (CON COBERTURA TOTAL) y no ocurre igualmente en el seguro de daños, materiales, incendio, o vida en que sí está prevista la pérdida total.

Se trata de la aplicación de los criterios actuariales de las aseguradoras no de oír o tener en cuenta las peticiones de los asegurados.

Las aseguradoras nos han intentado convencer que es contrario al contrato y a las reglas del comercio pagar íntegramente el valor de la suma asegurada que resultaría una operación antieconómica para la aseguradora e injustamente beneficiosa para el asegurado”. Pobrecitos no?, considerando que el mercado del seguro del automóvil es el de mayor recaudación en cuanto a primas.

Sin embargo, la sede en Vigo de la Audiencia Provincial de Pontevedra acaba de sentar un precedente hasta ahora inédito en España, pero largamente reclamado en los Tribunales obligando a la aseguradora Mapfre a abonar la práctica totalidad del importe de la reparación de un vehículo siniestrado, argumentando que no puede existir enriquecimiento del asegurado al existir la contraprestación del pago de la prima durante toda la vida del contrato.

En caso concreto es el de un usuario que sufrió una colisión y tenía contratado con la compañía Mapfre un seguro con cobertura de daños propios con franquicia de 600 euros. Un seguro a todo riesgo o de cobertura total de daños.

En este caso, el asegurado no solo no se conformó con la valoración pericial sino que reparó los daños de su vehículo lo cual le supuso el pago de 6.913 euros por lo que se reclamó este importe, descontando la franquicia.

La aseguradora contestó a su reclamación presentando no solo el clausulado de la póliza sino también un informe pericial determinando el valor de mercado o “valor real del vehículo”, muy inferior al pagado por la reparación o restitución pagadas por el asegurado.

La Audiencia, tras el recurso de Mapfre concluyó que “habría enriquecimiento indebido (…) si por el lógico y progresivo desgaste del vehículo, el asegurado gozase de una paulatina reducción en la prima ordinaria (…) pero normalmente los tomadores pagamos la misma prima año a año y normalmente únicamente se revaloriza al alza y recibimos un valor indemnizatorio inferior por causa del llamado valor “venal “de los vehículos.

Hay una total falta de correspondencia entre el interés asegurado y la prima que pagamos para “cubrirnos”, vamos que el enriquecimiento injusto es a favor de la compañía de seguros, que no es más que quien en definitiva pone las normas, y no a favor del asegurado que reclama el abono de la reparación total del daño que aseguró.

2014-12-02T01:28:00+00:00seguros|Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.